martes, 8 de julio de 2014

La Huésped

Es la primera vez que tengo el interés de leer uno de los libros de Stephenie Meyer, la verdad es que el interes me nació luego de ver la película de The Host, dándome cuenta que al igual que Laini Taylor es impresionante el desbordamiento de creatividad que abunda en esta escritora, la cual con su saga Crepúsculo ya se hubiese vuelto una de las más aclamadas pero eso no detuvo su pasión y lanzó ésta nueva novela: "La Huésped" en la que otra vez, vemos en Meyer una historia de ficción, romance e intriga, sólo que esta vez no vemos ni Vampiros ni una chica confundida; esta vez vemos a una chica, bueno, dos chicas: una extraterrestre (Wanderer -Significa viajera-) y la humana (Melanie), dueña del cuerpo, que luchan por proteger a las personas que Melanie más ama en el mundo: Jared, su amor y Jamie, su pequeño hermano de la Buscadora.



En la tierra ya no hay más guerras entre las naciones, ni más muertes por salud, ahora la tierra se ha vuelto un planeta dónde no existen los anti-valores, se podría decir que la tierra es "Perfecta", sólo que sus habitantes originales ya no están y los últimos que quedan son cazados, la tierra  ha sido colonizado por unos seres que pueden hacer que todo sea perfecto y lo único que necesitan son huéspedes humanos.

Al inicio de la trama, vemos cómo llega un cuerpo mal herido al centro de Sanación, dónde es atendido y restablecido, dejándolo en optimas condiciones ya que el alma que lo habitará es considerada una de las almas más famosas ya que ha sido la única en viajar a más de 8 planetas sin establecerse en uno fijo, escogiendo como nombre Wanderer, siempre cumpliendo todas sus misiones.

Su nueva misión es de descubrir todos los secretos que oculta la memoria de ésta huésped y el escondite de los últimos humanos, pero Wanderer ahora estará experimentando sentimientos humanos que la llevaran a unirse cada vez más a su huésped de una manera inesperada, haciéndo cosas que nunca antes hubiese hecho por nadie y luchando por una causa utópica que ya no es sólo de Melanie sino que, ahora, es de ambas: Llegar donde Jamie y Jared que se encuentran en un refugio oculto del loco tío Jeb, todo eso mientras huyen de la tan irritante Buscadora.

Al llegar al refugio, Wanderer tiene que luchar para que los humanos logren confiar en ella y en sus buenas intenciones, logrando poco a poco llegar hasta Jamie, Jared, Jeb y toda la comunidad de humanos en un no tan corto tiempo, impresionando más la manera repentina y confusa del nacimiento del amor de quien una vez trató de matarla: Ian, quien se apegaría a ella, la defendería y sería el único (además de Melanie y Jamie) que no dejará que se cumpla uno de sus deseos más locos e impresionantes en el desenlace.

Al final, todo termina como un hermoso cuento de hadas, pero no como un final, sino más bien como el final de la primera parte de una trilogía o quién sabe, una saga, tendremos que ver con qué nos sorprenderá ahora Stephenie Meyer y yo estaré esperando con ansias para leerlo y viajar junto a Wanda, Ian, Melanie, Jared y Jamie.

Por cierto, si viste la película, quiero que sepas que hay unas muchas verdades alteradas que puedes encontrar solamente leyendo el libro, esta es la apertura de mi invitación para que leas The Host.

No hay comentarios:

Publicar un comentario